• Página de inicio  ¿Qué es CEA?  Correo electrónico

Direcciones/teléfonos

FacebookTwitterYoutubeFlickr
¿Todavía no eres socio?
Bono descuento CEA
Info CEA
Inicio Reportajes CEA Las distracciones

Las distracciones

  • Entre el 80 y el 90% de los accidentes se encuentra implicado el factor humano como elemento fundamental.
  • De este porcentaje hay tres fallos humanos que reúnen el 60%: Alcohol, velocidad y distracciones.

Agentes humanos que provocan distracciones

  • Distracciones al volanteLa personalidad: Las personas extrovertidas suelen tener mayores dificultades para mantener la atención y son más propensos a las distracciones.
  • Fatiga, depresión, estrés, ansiedad, sueño... provocan falta de atención y riesgo en la conducción.
  • Poner un cd, encender un cigarrillo, buscar algo en la guantera o ponerse el cinturón en marcha también provocan distracción en la conducción.
  • Circular bajo los efectos de alcohol, fármacos o sustancias sicotrópicas.
  • Tener una edad avanzada.

Factores externos que provocan distracciones

  • Factores externos que provocan distraccionesLa señalización incorrecta, que además potencia la aparición de fatiga.
  • Las conductas interferentes, es decir, prestar atención al paisaje a alguna publicidad...
  • Buscar información ajena a la conducción como un hotel o un restaurante.
  • El grado de luminosidad (especialmente a la entrada y salida de túneles o por la noche)
  • Confianza en una carretera o ruta conocida hace que se reduzca la alerta sensorial.
  • La localización del estímulo respecto al conductor.
  • La temperatura en el interior del habitáculo.

El teléfono móvil

  • Conducción con el móvilSegún un miembro de Epidemiology Resources de Boston, el riesgo más grave y plenamente constatado del móvil en la salud humana es el de provocar un accidente de tráfico.
  • Hablar por el móvil durante la conducción puede aumentar entre 5 y 10 veces la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico.
  • El uso del móvil incrementa el riesgo de accidente en los mismos niveles que conducir con una tasa de alcoholemia de 1.0 g/l.
  • Hablar por el móvil interfiere en el manejo motriz del vehículo (volante, intermitentes, cambios de marcha...)
  • Se altera la distancia de seguridad, se confunden itinerarios y se comenten más infracciones de lo habitual.
  • Se altera la velocidad, con fuertes cambios y con una tendencia a ir más despacio de lo normal.
  • Aumenta el tiempo de reacción del conductor en 0.71 segundos.
  • Si en condiciones normales no se perciben entre un 5-15% de las señales de tráfico, hablando por el móvil se dejan de captar hasta el 50%.

Momentos de riesgo con el móvil

  • Cuando se recibe una llamada, por el factor sorpresa que altera las pulsaciones y la actividad cerebral, incluso llevando manos libres.
  • Cuando se marca. En un teléfono normal esta acción requiere entre 5-10 segundos lo que implica que si se circula a 120 km/h se pueden recorrer entre 180 y 350 metros sin control adecuado el vehículo.
  • Cuando se está hablando, riesgo que va aumentado conforme pasan los segundos y que comienza a ser especialmente peligroso a partir del segundo minuto. Si se circula con manos libres, el tiempo aumenta a los cinco minutos.
  • En los últimos años, se ha detectado que durante la conducción es muy frecuente el uso del móvil para chatear mediate Whatshapp o redes sociales como Facebook y Twitter, llegando a multiplicar por cuatro el riesgo de accidente. Además. Su utilización se considera multa grave, por lo que asciende a 200 euros y la pérdida de 3 puntos.
© 2014 Comisariado Europeo del Automóvil, S.A. Todos los derechos reservados